Saltar al contenido

L-Carnitina: un generador de energía

L-carnitina

La L-carnitina es un aminoácido indispensable para nuestro cuerpo. Existen opiniones diversas sobre este suplemento y sus beneficios. A continuación te explicaré en qué consiste, para qué sirve, cuál es su función en nuestro cuerpo, cómo y cuándo tomarlo, etc. En fin, te daré la información necesaria para que saques tus propias conclusiones.

¿Qué es la L-carnitina?

La L-carnitina es una sustancia formada por dos aminoácidos, llamados lisina y metionina, que actúa como un generador de energía. Es la responsable de transportar los ácidos grasos a las mitocondrias, haciendo posible la transformación de grasas en energía muscular. Es como si ayudaran a utilizar la grasa como fuente de energía.

La falta de L-carnitina en nuestro cuerpo produce una disminución de nuestro nivel de energía y una sensación de agotamiento. Sin ella, las grasas no podrían llegar a las mitocondrias (el centro de las células), de manera de ser consumidas por nuestro organismo. Cuando esto ocurre, la grasa es almacenada en el tejido adiposo como una posible reserva de energía. Es decir, se produce un aumento de peso.

La L-carnitina es producida por nuestro organismo, sin embargo, también podemos tomarla como suplemento de manera de potenciar sus beneficios.

Te puede interesar conocer: ¿En qué consiste el pilates?

Beneficios de la L-carnitina

Si te has preguntado alguna vez para qué sirve la L-carnitina, a continuación te comento sus principales beneficios:

  • Como comenté anteriormente, su función y beneficio más conocido es que ayuda a que la grasa sea oxidada como fuente de energía. Esto se traduce en una mejoría en el rendimiento físico de las personas que hacen deporte.
  • Adicionalmente, ayuda a adelgazar, ahorrando glucógeno, mejorando el ambiente hormonal corporal y disminuyendo en una pequeña cantidad la producción de ácido láctico muscular, responsable de las desagradables agujetas que tenemos al día siguiente de entrenar. También se ven minimizados los calambres musculares.
  • También es de utilidad en el caso de personas con debilidad en los músculos cardíacos y enfermedades coronarias. La L-carnitina se comporta como una especie de protector del corazón, proporcionándole la energía que requiere para su continuo trabajo. Sin embargo, antes de consumir este suplemento SIEMPRE se debe consultar al cardiólogo, el motivo es que la persona ya puede estar tomando un medicamento que ayude en esta función o que puedan tener alguna reacción al combinarse.
  • Otro de sus beneficios es que ayuda a prevenir y combatir la diabetes tipo 2. Mejora el metabolismo de la grasa y previene el síndrome metabólico (hipertensión, azúcar en sangre), tiene propiedades antioxidantes y ayuda a disminuir los radicales libres. Estas últimas dos características han hecho que a este suplemento también se le otorgue la propiedad de prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Por otro lado, se dice que tiene una función depuradora, ya que elimina las toxinas de nuestras células, a través de los órganos secretores.

¿Cómo y cuándo tomar la L-carnitina?

Si decides suplementar con L-carnitina, muchos entrenadores y conocedores en la materia, recomiendan tomarla en conjunto con Omega 3. El Omega 3 es un ácido graso que forma parte de la capa lipídica de las células. Entre otras cosas, tiene como función hacer que la célula sea más sensible a la insulina y, por ende, que sea más saludable.

Adicionalmente, ayuda a acelerar el metabolismo. Por tanto, combinar estos dos suplementos hace que los resultados sean mucho más efectivos. Uno (el Omega) hace que la membrana celular sea más permeable y la otra (la L-carnitina) traslada los ácidos grasos hasta el interior de las células. Ambas ayudan a oxidar grasa, convirtiéndola en energía para nuestro cuerpo.

Ahora bien, puedes tomar L-carnitina de una a tres veces al día. La dosis varía dependiendo de tu actividad física. Si eres una persona que realiza un ejercicio moderado no te recomiendo que tomes más de 1000 mg al día (una dosis antes de ejercitarte). Pero si llevas un entrenamiento pesado (de alta intensidad) puedes tomar hasta 3000 mg al día. En este último caso, lo ideal es tomarla antes y después de entrenar, y la tercera junto con el almuerzo.

NOTA: Antes de tomar cualquier suplemento, te sugiero que lo consultes con tu médico de familia. Él como nadie conoce tu condición de salud y podría guiarte mejor. Aunque no se trata de un medicamento, igualmente influye directamente en tu salud y cada organismo es diferente.

Te puede interesar conocer: El incienso de sándalo

La L-carnitina para adelgazar.

Como ya hemos mencionado anteriormente, la L-carnitina es la responsable de trasladar los ácidos grasos a las mitocondrias, para ser transformada en energía. Si incrementamos los niveles de este aminoácido puede servir de ayuda en programas de pérdida de peso. De hecho, muchas investigaciones han puesto en evidencia que, algunas personas con problemas de obesidad, tienen bajos los niveles de L-carnitina.

Ahora bien, tomar este suplemento sin cambiar y mejorar ciertos hábitos no servirá de nada. El uso de este aminoácido debe hacerse en conjunto con una dieta saludable y un plan de ejercicios.

Efectos secundarios de la L-carnitina.

Hasta los momentos no se han detectado efectos secundarios en el uso de la L-carnitina. Sin embargo, hay personas que opinan que el organismo sólo puede trabajar y beneficiarse con los aminoácidos que él mismo produce, y que aquellos que son ingeridos como suplementos son expulsados del cuerpo sin ser aprovachados.

Lo más conveniente, es que si quieres comenzar a utilizar este suplemento, lo consultes con tu médico. Coméntale por qué motivos te gustaría tomarlo y que él sea quien te guíe en si es conveniente que lo hagas y en qué dosis.

Además de la L-Carnitina, también te puede interesar

Neuromarketing

¿Qué es el neuromarketing?